Cualquier persona puede ser voluntaria.

Todos y todas tenemos algo que aportar en función de nuestras capacidades, nuestras motivaciones y nuestras circunstancias personales.

En la mayoría de las entidades de voluntariado se exige tener cumplida la edad de 18 años, aunque existe el denominado voluntariado juvenil que se lleva a cabo, sobre todo, en asociaciones juveniles.

Pero se deben cumplir unos requisitos:

Estar dispuesta/o a compartir, a formarse, a aprender, a trabajar con y para los y las demás.

Ofrecer estabilidad al compromiso que se adquiere.

Pasos a seguir recomendados:

  • Mira a tu alrededor y observa las necesidades, problemas e iniciativas de acción solidaria que existen en tu entorno.
  • Reflexiona sobre las motivaciones y razones que te mueven a participar como voluntari@.
  • Valora tu disponibilidad y establece la dedicación que puedes ofrecer: cuántas horas, cuántos días y con qué continuidad.
  • Busca y elige el campo de acción que más se adapta a tus motivaciones.
  • Infórmate de las asociaciones que existen en el campo en el que quieres participar. En nuestra Plataforma podemos ayudarte a encontrar la asociación adecuada a tus intereses.
  • Participa como voluntari@ dentro de una organización una vez que hayas definido con ella las tareas para las que estás más capacitad@.