El voluntariado es un importante motor de desarrollo social porque actúa desde las necesidades existentes en cada momento, incide directa e inmediatamente en los problemas haciendo de avanzadilla en la búsqueda de soluciones.

¿Cómo actúa el voluntariado?

Analizando la realidad y proponiendo soluciones.
Anticipándose en la resolución de los problemas y actuando con proximidad y estrategias flexibles.
Denunciando las necesidades y carencias descubiertas.
Informando, sensibilizando y movilizando a los ciudadanos ante los problemas e injusticias.
Complementando ante las limitaciones de los poderes públicos y del mercado.
Acogiendo, acompañando a los destinatarios de su acción desde el respeto a la dignidad de las personas.
Dando otra visión y otro valor a la vida a través del ejercicio de la solidaridad y la gratuidad con los demás.
Actuando como portavoces de grupos minoritarios y desfavorecidos.
Actuando como medio de control de las medidas políticas y sociales contribuyendo a su definición y evaluación.